Cambia una debilidad por una gran fortaleza

Una de las herramientas más maravillosas para la vida y el aprendizaje es el hábito de la lectura.

Una historia

Cuando mi hijo de 5 años inició este viaje lo hacía leyendo cada rótulo que encontraba la calle y se emocionaba tanto cuando aprendía a formar palabras con la combinación de sílabas que había aprendido. Esta alegría duró poco, en la escuela, la maestra se molestaba con él cuando leía algunas de las palabras que ella ponía en el pizarrón para empezar la clase, ella le decía, “debes esperar, me vas a adelantar la clase” y lo mantenía quieto y callado haciéndole creer que algo estaba mal. Hablamos muchas veces en la escuela pero no fuimos escuchados y al final del año escolar mi hijo tenía una deficiencia de lectura. En esos días él perdió el interés por leer, todo se torno cuesta arriba. Una página de un libro le tomaba una hora de lectura. Estaba totalmente desmotivado y yo no sabía que hacer. Buscaba métodos, ejercicios y tantas cosas que los expertos te aconsejan pero cuando el corazón del niño esta frustrado la tarea es un poco más difícil. Leer para él ya no era emocionante sino una pesadilla. Debíamos hacer algo, no se como  pero estoy segura que Dios me iluminó.  Cada tarde empecé a sentarme con él  en las gradas del segundo piso de la casa, el sol de la tarde como testigo, mi hijo y yo iniciábamos la lectura. Primero lo hacia yo, luego le tocaba leer a él la misma página que yo había leído. Así se le hizo más fácil la lectura fluida, luego le ponía una regla o una hoja como guía para que no se pierdan sus ojos en la página, pues cuando los niños leen con pausas su cerebro se aburre y sus ojos se pierden en el montón de letras que tienen enfrente. Unos dirán eso no es bueno, otros dicen si eso es bueno. A la final hice lo que era bueno para mi hijo, y sí, ese consejo les doy, hagan lo que es bueno para su hijo. No siempre lo que le sirve a uno le sirve a otro.

Cuando inicie el homeschool este tema de la lectura con mi hijo era un desafío total pero continue con mi método y cambiamos de un libro a otro tratando de que esos momentos de lectura sean gratos y felices ya no una tortura en todo sentido. Terminado el primer año de esta #aventuradeescuelaencasa, una de mis mayores satisfacciones era ver a mi hijo coger un libro e ir a leer solo en su cuarto. Hoy ya han pasado cuatro años de esto y literal lee lee y lee. Una de las cosas que le gusta mucho es ir a la biblioteca y sacar libros. Es más en las noches debo un poco enojada decirle que se acuesta cierre el libro ya que es hora de dormir. Ahora ha empezado a leer en ingles y utilizamos el mismo método que hicimos en español, en  7 meses ha avanzado mucho. Lo que hubiera sido su debilidad se ha convertido en su fortaleza pues a través de los libros ha aprendido tantas cosas que yo no le he enseñado y lo aprendió y lo sigue haciendo a través de los libros. Se que este hábito de la lectura es algo que le ayudará toda su vida.

No te preocupes si al iniciar esta #aventuradelhomeschool,  encuentras alguna debilidad en tu hijo, esta puede convertirse más tarde en una de sus fortalezas; primero porque ahora tendrá una educación personalizada, a su ritmo y en un ambiente positivo. Te lo digo por experiencia.

Espero que te haya servido este tema y si puedes compartir con nosotros te lo agradezco.


“Add a testimonial from someone who loves what you do.”

Jane Doe

Contact Us

1 Example Street
Anytown, CA 10100
USA